Conoce las diferencias entre polvo suelto y polvo compacto

¿Sabes cuáles son las diferencias entre el polvo suelto y el polvo compacto?

Ambos son elementos básicos del maquillaje para sellar y dar un mejor acabado a nuestro look, pero son diferentes.

Una de las principales diferencias se debe al proceso de prensado que les proporciona una consistencia distinta, haciendo que los polvos sueltos sean más suaves y naturales, mientras que los polvos compactos tienen una textura más gruesa.

Te sorprenderá la cantidad de diferencias que tienen ambos polvos, pero ¡eso no es todo! ¡Quédate con nosotras y vamos a conocerlas!

Polvos sueltos y polvos compactos: diferencias


Tal y como su nombre lo indica, los polvos sueltos tienen una textura suelta en polvo que requiere ser aplicada con brochas gruesas y suaves.

Ofrecen una cobertura mayor, comparada con la de los polvos compactos, y tienen como objetivo controlar el brillo y cubrir las necesidades de las pieles grasas y mixtas.

Su función es anular el brillo que genera el cebo en distintas áreas del rostro, como en el de la zona T (nariz, frente y mentón).

Asimismo, permiten que nuestra base de maquillaje dure mucho más tiempo y que el make up tenga un acabado impecable, natural, unificado y mate, lo que lo convierte en el aliado ideal de cualquier look.  

Sin embargo, a pesar de sus múltiples beneficios, los polvos sueltos no son muy prácticos al momento de llevarlos en la cartera, ya que puede abrirse el envase donde se encuentran y generar un desastre.

En caso de que necesites retocar tu maquillaje, es ideal que cuentes con un polvo compacto para tener una corrección rápida, eficaz y uniforme.

Además, viene en un envase práctico para que lo puedas transportar en tu bolsito de maquillaje, sin riesgo de que se caiga.

Sin embargo, y a pesar de su practicidad, los polvos compactos ofrecen una cobertura menor, pero, eso sí, mucho más duradera que los polvos sueltos. Además, le dan un acabado mate a tu piel y sellan la base de tu make up.

Por otro lado, los polvos compactos pueden ser usados en todo tipo de piel, desde las más secas, grasas o mixtas, sin ningún inconveniente; además, puedes aplicarlos con o sin fondo de base de maquillaje, ya que tienen una textura gruesa que le da a tu piel un acabado aterciopelado.

Como puedes ver, cada polvo tiene características similares, pero cumplen funciones diferentes. Solo debes elegir cuál te funciona mejor, dependiendo del resultado que quieras lograr.

Si buscas un polvo suelto que le dé un toque final perfecto a tu maquillaje, te recomendamos el polvo suelto Fit Me Loose Powder, que contiene una fórmula a base de minerales que te ayudan a controlar el exceso de brillo y a suavizar la textura de la piel con un toque de color.

Pero si te decides por un polvo compacto, tu mejor opción es el Fit Me Mate y Sin Poros, que matifica tu piel y controla la grasa para brindarte un acabado mate natural sin poros a la vista, y es de larga duración.

Con la gama Fit Me podrás lograr un look perfecto con acabado mate, natural y de larga duración. ¿Qué esperas para probarla?

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.